lunes, 3 de julio de 2017

Gyozas Japonesas Fáciles.

Volvemos con una receta salada, que en verano todos nos queremos cuidar un poquito, ¡y no va a ser todo dulce! 



La receta de hoy hace tiempo que la probamos y nos encantó, así que teníamos muchas ganas de hacerlas en casa. Las Gyozas o empanadillas japonesas son un tipo de dumplings muy popular en la gastronomía de Japón. Se hacen en la sartén, dorándola por uno de sus lados para que queden bien crujientes y después se terminan cociéndolas en agua. Por lo que es un bocado nada elaborado, muy sabroso y saludable, al no ir fritas.



En esta ocasión vamos a usar la masa para las gyozas ya preparadas, para que sea más rápido. Podéis encontrarlo en supermercados donde venden productos asiáticos o en tiendas especializadas. Otra opción es usar obleas para empanadillas, como las de La Cocinera, el resultado también es muy rico. ¡Os lo aseguramos!


INGREDIENTES (para 6 personas)

- 1 paquete de pasta para gyozas o de obleas La Cocinera
- 400 gr de carne picada de cerdo
- 75 gr de zanahoria rallada
- 75 gr de col china rallada
- 50 gr de cebolleta o cebolla picada
- 2 dientes de ajo picados
- 1 cucharada de jengibre rallado o en polvo
- 1 cucharada de salsa de soja
- 1 cucharadita de sal
- 1/2 cucharadita de azúcar
- 1/2 cucharadita de maicena
- Aceite de sésamo o algún aceite vegetal
- 100 ml de agua + 1 cucharadita de maicena
- Para la salsa: 60 ml de salsa de soja + 45 ml de vinagre de arroz o de vino blanco + 1 cucharadita de aceite de sésamo 

ELABORACIÓN

1. Empezamos poniendo la carne picada en un bol junto a los ajos picados, el jengibre, la salsa de soja, la sal, el azúcar, la maicena y un chorrito de aceite de sésamo o vegetal. Mezclamos todo muy bien con las manos. 

2. Añadimos a la mezcla la cebolleta picada y la zanahoria rallada, mezclamos de nuevo y tapamos con papel film, dejándola reposar durante 20 minutos en el frigorífico. 

3. Una vez pasado el tiempo, cogemos la masa u obleas, ponemos un poco de relleno en el centro ayudándonos con una cucharadita, y mojamos los bordes de la masa con un poco de agua. Para conseguir la forma característica de las Gyozas, doblamos la masa por la mitad, sellamos el centro con los dedos y hacemos tres pliegues a cada lado, hacia el centro de la masa. 

4. Una vez hechas, preparamos una sartén con un poco de aceite y las vamos colocando, dejando que se doren por debajo. Cuando veamos que están bien doraditas, añadimos 100 ml de agua con una cucharadita de maicena, así se nos formará una costra crujiente bajo las gyozas. Tapamos la sartén y dejamos cocinar unos 8-10 minutos, hasta que se evapore el agua. 

5. Preparamos la salsa mezclando todos los ingredientes y servimos junto a las gyozas recién sacadas de la sartén. 



2 comentarios:

  1. ¡Habrá que probarlas! Vamos a no excedernos en verano que cuando menos nos demos cuenta tenemos los turrones en los estantes del supermercado y vamos a entrar en un bucle de lorzas continuadas ja ja ja

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Nunca había escuchado hablar de esta receta... seguramente porque no soy muy asiática yo jajaa... Pero estas Gyozas si que me gustan... y es que con esos planos que le hacéis, para que se nos caiga la baba... para no gustarme jajaa... Un beso chicas

    ResponderEliminar

Si has leído la receta y te ha gustado o tienes alguna duda, ¡estaremos encantadas de que dejes tu comentario! Tus comentarios dan vida a este blog. ¡Gracias por tu visita! ¡Y vuelve prontoooo!